BlogHabilidades interpersonales

5 cosas muy facilitas que te harán sentir mejor

Cada persona es un mundo y no a todos nos hacen felices las mismas cosas, pero si somos capaces de aumentar la cantidad de neurotransmisores positivos que nuestro cuerpo genera de forma natural todo será más fácil.

Acabo de descubrir al neurocientífico Alex Korb de UCLA (Universidad de California) que en su libro “The upward spiral” nos habla de cómo con pequeños cambios podemos influir en nuestro estado de ánimo en forma de espiral. Ha demostrado que nuestros pensamientos, y las emociones que se generan como consecuencia de ellos, activan áreas muy concretas de nuestro cerebro y generan neurotransmisores que nos ayudan a ser felices.

¿qué estimula nuestros antidepresivos naturales?

  1. La gratitud

Eleva los niveles de serotonina y dopamina, lo mismo que hacen los medicamentos recetados para superar las depresiones. Y esto funciona aunque las cosas no nos vayan bien del todo, es fácil ser agradecido con la vida cuando todo va sobre ruedas, pero aunque pensemos que todo está en nuestra contra siempre encontraremos algo al final del día por lo que haya merecido la pena estar ahí, un rato agradable, una conversación con amigos… o incluso podemos pensar en vivencias anteriores y estar agradecidos por ellas. Todo eso vale para activar el cerebro y elevar nuestras hormonas de la felicidad.

  1. Reconocer y etiquetar las emociones negativas.

Parece mentira, pero en estudios realizados con escáneres cerebrales se aprecia una bajada de la activación de la amígdala (donde se generan las emociones) cuando esa persona reconoce y nombra la emoción negativa que está sintiendo, es decir, se reduce el estrés.

Por eso es tan importante el enseñar desde bien pequeños a reconocer las emociones y seguir trabajando en el autoconocimiento toda la vida, eso nos ayudará a manejar mejor las situaciones conflictivas y a reducir el estrés que sufrimos en situaciones adversas. En definitiva, a ser más felices.

  1. Tomar decisiones.

Siempre y cuando no volvamos sobre ella una y otra vez repensándola. No podemos darle vueltas a las cosas de manera infinita, el llamado “rumming” porque eso lo único que hace es generarnos ansiedad. Ninguna decisión va a ser perfecta, siempre tendrá sus pros y sus contras, lo único que tenemos que hacer es elegir la que en ese momento creemos la mejor y tirar para delante. Nuestro cortex prefrontal, que es el que calma la amígdala, se sentirá comprometido con ella y nos dará la sensación de control.

  1. El ayudar a los demás

No sólo les haces felices a ellos sino también a nosotros mismos. El ayudar nos genera oxitocina, serotonina y dopamina, todos ellos generadores de buen rollo. Sólo tienes que encontrar la manera y el tiempo para hacerlo sin que ello te genere un estrés asociado, comprométete sólo con lo que puedas abarcar.

  1. Toca, toca, toca…

Siempre respetando a los demás, claro está. Todos sabemos que un buen abrazo a tiempo te hace sentir mucho mejor en los momentos bajos, es una inyección de oxitocina en vena que generamos espontáneamente. Es más, hay estudios que demuestran que cuando alguien querido muy cercano te abraza con emoción puede reducir momentáneamente la sensación de dolor en enfermos y activa el sistema inmunológico que nos protege de enfermedades. Esto funciona también con los masajes, aumentan las serotonina hasta en un 30%, reduce la fatiga y mejora el sueño.

Las investigaciones de Kolb demostraron que todo está interconectado: el estar agradecido mejora el sueño, un buen sueño reparador reduce el dolor, la ausencia de dolor mejora tu estado de ánimo, un buen ánimo reduce la ansiedad y hace que te centres en lo verdaderamente importante ayudándote a tomar las mejores decisiones y dejándote disfrutar de tus mejores momentos, solo o en compañía de los tuyos, al disfrutar te hace sentirte agradecido… y así una espiral infinita.

Tendemos a olvidar que la felicidad no viene como resultado de obtener algo que no tenemos, sino más bien de reconocer y apreciar lo que tenemos.

Frederick Keonig

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *