Educación

Soft skills en la educación ¿de quién es la responsabilidad?

   
Todos, o la mayoría al menos, estamos de acuerdo en que la escuela está para aportar conocimientos en ciencias, tecnología, arte, idiomas, ciencias sociales… y la familia para educar. Pero cuando hablamos de los “soft skills”, ya no está tan claro. ¿qué son realmente los “soft skills”?

Son las habilidades sociales y, en concreto, aquellas que nos facilitan la empleabilidad. Ahora para encontrar un trabajo no es suficiente con tener muchos conocimientos de la especialidad que se requiera en el perfil de búsqueda, los llamados “hard skills”, eso sólo contribuirá en un 10% al éxito de esa persona en la empresa, el resto dependerá de la actitud, la personalidad, los valores y creencias. Hay habilidades con las que se nace y hay que potenciarlas, y otras en las que se trabaja toda la vida para llevarlas a un nivel medio.

¿qué necesitan trabajar los chicos de hoy en día?

Si nos centramos en su futuro trabajo, tendríamos que darles las herramientas para:
  • Gestión del cambio, flexibilidad y adaptabilidad al entorno VUCA. La mayoría de los muchachos cuando están en el Instituto que tienen que decidir su carrera profesional no tienen ni idea de lo que tienen ahí fuera esperando, ese volátil, incierto, complejo y ambiguo mundo laboral.
No saben que los puestos más demandados ahora ni siquiera existían hace 10 años (p.e. Desarrollador de ios y android, conductor de Uber, Community Manager… ) y que el 47% de los trabajos de ahora desaparecerán en los próximos 25 años. Tendrán que adaptarse a un entorno donde en 2020 los robots hayan reemplazado 5 millones de trabajos, donde tendrán que trabajar con tecnologías que ni siquiera se han inventado todavía y resolver problemas que ni sospechamos existen.
  • Capacidad analítica y crítica. Hay 31 billones de búsquedas en Google al mes, cada minuto se crean 570 webs nuevas en el mundo y se suben 24 hr de vídeo a Youtube, se envían 500 millones de Tweets al día… dependiendo de las fuentes utilizadas estas cifras cambian, pero de lo que no hay duda es que necesitamos inculcarles la capacidad crítica para que sepan manejar tanta información y discriminar lo necesario e importante de lo que se puede prescindir. O morirán de sobre información.
  • Capacidad de concentración enfocándose a resultados. Hay que enseñarles a planificar, evitar el multitask y a manejar las distracciones. Yo soy la primera que siempre he dicho, a modo de broma en un entorno laboral siempre muy masculino, que las mujeres estábamos capacitadas para hacer varias actividades a la vez, pero eso no es cierto aunque a veces no nos quede más remedio. Lo que hagamos tenemos que hacerlo bien y eso sólo se consigue con atención plena en cada momento y siempre teniendo en la cabeza nuestro objetivo.
  • Toma de decisiones y de iniciativa asumiendo ciertos riesgos y aprendizaje del fracaso. Se estima que en EEUU, los que ahora están estudiando, habrán cambiado entre 10 – 18 veces de trabajo antes de los 38 años de media y el 25 % de los trabajadores serán o habrán sido autónomos durante al menos 1 año. Allí si que aprenden del fracaso, aquí tenemos que empezar.
Y eso además de las habilidades de siempre: trabajo en equipo, comunicación efectiva tanto oral como escrita, empatía… Todo esto debe partir del autoconocimiento más profundo y se desarrolla con la práctica. Pero, ¿somos los padres conscientes de todo lo que se les viene encima y estamos capacitados para orientarles? En la enseñanza esto se estudia, en muchos casos, a nivel de master postgrado y, en otras ocasiones, ni siquiera eso cuando se debería trabajar en ello desde mucho antes.

Yo soy de la generación EGB y tengo una generación Z en casa, creo que hay muchos en esta circunstancia, y como decía un profesor mío:

el mejor momento para comenzar a aprender estas cosas fue ayer y el segundo hoy

La educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo

Paulo Freire

Un comentario en “Soft skills en la educación ¿de quién es la responsabilidad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *