BlogEmpleabilidad

7 errores comunes en la búsqueda de empleo

 

 Nadie tiene la receta mágica para encontrar trabajo en unos días, depende del sector en el que te quieras colocar, de tu perfil, de muchas cosas que no puedes controlar.  Pero lo que sí que está en tus manos es lo que tienes que trabajar con toda tu energía y positivismo, al final todo da sus frutos. 

Aquí van unos apuntes de lo que NO debes hacer:  

  • Delegar la responsabilidad de tu vida a los demás. El único responsable de tu futuro eres tú.  Siempre ha sido así pero a lo mejor no te has dado cuenta… no le eches la culpa a lo mal que está el mercado, a que ninguno de tus padres es Ministro y por lo tanto no tienes contactos, a que las empresas no quieren gente como tú que te falta experiencia o te sobra edad…  Todos los días se contratan personas ¿cuántas? No lo sé, pero seguro que más de una y de dos, ¿por qué no puedes ser tú una de ellas mañana?

  • No dedicar el tiempo suficiente a la búsqueda. Buscar trabajo es un trabajo en sí mismo.  No es solamente enviar CV a las principales plataformas de empleo, es patearte tu pueblo o ciudad buscando oportunidades, es trabajarte los contactos tanto físicos como virtuales, es ir a las ferias que te pueden interesar, es llamar a Fulanito o a Zutanito. Y, dependiendo del trabajo que estés buscando, echarle horas con los contactos en Linkedin, en cursos gratuitos de tu Comunidad Autónoma (que seguro hay) haciendo networking. 

  • No visibilizarte.  Todo el mundo tiene que saber que buscas trabajo y además tiene que saber de qué lo buscas… no es siempre obvio… si he estudiado enfermería probablemente sí pero si has estudiado económicas… ¿qué es lo que quieres hacer?  ¿qué es lo que sabes hacer? ¿cuál es tu valor añadido como persona?  Ni la titulación académica ni la experiencia que tengas te va a asegurar el que encuentres un trabajo.  Tienes que estar en el momento oportuno en el lugar adecuado, y eso no se hace desde casa. Prepárate tu “elevator pitch” para poder contar lo que sabes hacer brevemente en cualquier momento.

  • No aprovechar todas las horas del díaFórmate.  Antes con tener la carrera y algún master, además de inglés, tenías todo ganado… ahora no.  Tienes que estar al día en todo y además demostrar al que te vaya a entrevistar que tu capacidad de aprendizaje es muy alta, que no te va a costar adaptarte al cambio.  Y eso no siempre tiene que ser con dinero. Tenemos la suerte de vivir en la era donde internet nos abre una ventana al mundo.  ¿sabes la cantidad de cursos de especialización que hay a coste cero?

  • No darte tiempo para conocerte.  Es el momento para parar y mirar hacia dentro, tomar consciencia de quién eres, dónde estás y dónde quieres llegar si no lo has hecho ya.  Pero tiene que ser un tiempo de duración razonable, cada uno necesita el suyo, pero no te quedes inactivo, planifica cuánto va a durar y no procrastines.

  • No plantearnos un objetivo profesional. Ten claro lo que quieres, pon por escrito tus prioridades, en lo que puedes ceder y negociar y tus líneas rojas por las que no deberás pasar.  Eso te ayudará a analizar posteriormente los puestos de trabajo que te ofrezcan, a decir no a aquellos que no estén en ese abanico.  Piensa en una estrategia, define los pasos a dar y pon plazo de ejecución de cada uno de ellos.  Este es el proyecto de tu vida.

  • No potenciar tu marca personal.  Antes hablamos de elevator pitch, la marca personal es algo que tenemos todos y que tenemos que trabajar para mostrar nuestro valor añadido y hacer ver que somos especiales.

Para alcanzar lo que nunca has tenido tendrás que hacer lo que nunca has hecho

Anónimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *